Noticias - Autobuses

Más información sobre la línea Volksbus

Volkswagen celebra la entrega del autobús número 20 mil al programa Camino de la Escuela

23 de Septiembre de 2019
  •  Vehículo forma parte del lote adquirido por la municipalidad de Santa Catarina y se entregará este mes;
  • VW Caminhões e Ônibus lidera el suministro de vehículos escolares al gobierno;
  • Más de 950 mil estudiantes ya se transportaron en Volksbus en 5.226 municipios de todo Brasil;
  • Según un estudio del FNDE, Camino de la Escuela redujo en un 15% el transporte inadecuado de estudiantes, pero todavía hay mucho que hacer.

Volkswagen Caminhões e Ônibus entregará en septiembre su autobús número 20 mil destinado al Camino de la Escuela, programa creado hace doce años en Brasil para renovar y ampliar la flota de vehículos escolares. Y los autobuses Volkswagen son líderes de ventas: responsables de más de la mitad de las entregas al gobierno, ya transportaron más de 950 mil estudiantes.

La unidad número 20 mil es parte de un lote de 145 unidades adquirido por el estado de Santa Catarina. Sin embargo, los Volksbus están presentes en todo Brasil, en 5.226 municipios: casi la totalidad de ciudades brasileñas cuenta con por lo menos un autobús Volkswagen como aliado de la educación.

“Volkswagen Caminhões e Ônibus se comprometió desde el inicio con el propósito social del Camino de la Escuela. A lo largo de los años, nuestra ingeniería se dedicó a construir, en nuestro centro de desarrollo en Resende (RJ), vehículos para superar los más difíciles terrenos, para estandarizar el transporte y garantizar que los millones de niños de todo Brasil lleguen a la escuela con más calidad”, comenta Roberto Cortes, presidente y CEO de VW Caminhões e Ônibus.

La suspensión elevada, que dejó a los vehículos más altos para pasar por subidas y bajadas con más facilidad, es solamente uno de los elementos de éxito para la robustez de los autobuses Volkswagen destinados al Camino de la Escuela. La accesibilidad es otro punto de destaque: plataforma elevadora y dispositivos de asiento giratorio (DPM) equipan a los Volksbus para garantizar el acceso a los alumnos con discapacidad motriz. Para tener una idea de la amplitud de la relevancia del programa, el 58% de los municipios ofrece, por ejemplo, transporte escolar rural para asentamientos, comunidades indígenas y quilombolas, según un estudio Evaluación del Programa Camino de la Escuela, del FNDE (Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación), que opera el programa.

Todavía de acuerdo con el estudio del FNDE, el programa redujo en un 15% el transporte inadecuado de estudiantes en la caja de carga  de picaps y camiones, pero el número de autobuses disponibles todavía se considera un punto que debe aumentar. Además de eso, algunos vehículos comenzaron a llegar a los diez años de edad, lo que ya demanda una renovación de la flota.

Especialización en el transporte escolar

La línea completa Volksbus destinada al Camino de la Escuela tiene vehículos escolares con la configuración rural y urbana, en el rango de 8 a 15 toneladas. Entre los atributos necesarios para superar los trayectos más difíciles están la suspensión elevada y reforzada, neumáticos de uso mixto, eje delantero con viga de acero forjado, balancín delantero más corto, bloqueo del diferencial trasero, ángulos de ataque y salida mayores, sillones tapizados y de fácil limpieza, mecanismos antiaplastamiento en las puertas e incluso dispositivos de sillones móviles (DPM) que garantizan la accesibilidad a los alumnos con movilidad reducida.

“La robustez a la medida de los autobuses destinados al Camino de la Escuela es resultado de un acompañamiento muy próximo a esa operación, que evolucionó a lo largo de nuestros años de participación en ese programa y nos condujo al hito de 20 mil unidades”, comenta Ricardo Alouche, vicepresidente de Ventas, Marketing y Posventa de VW Caminhões e Ônibus .

Operado por el FNDE (Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación), el Programa Camino de la Escuela fue creado en 2007 para renovar y ampliar la flota de vehículos escolares, garantizar seguridad y calidad al transporte de los estudiantes y contribuir para la reducción del abandono escolar, ampliando, por medio del transporte diario, el acceso y la permanencia en la escuela de los estudiantes matriculados en la educación básica de la zona rural de las redes estaduales y municipales. El programa también estandariza los vehículos de transporte escolar, reduce el precio de los vehículos y aumenta la transparencia de las adquisiciones.